De energía cinética a energía eléctrica

energía eléctrica¿Qué hacemos las personas a diario sin darnos cuenta? Caminar y transitar lugares de paso, ya bien sea para coger el transporte público, realizar gestiones administrativas en lugares oficiales o caminar por centros comerciales atestados de gente que al unísono hace lo mismo que nosotros. ¿Qué ocurre con esa energía cinética que generamos? ¿Adónde va? ¿Se podría transformar en energía eléctrica para el uso cotidiano?

Eso se plantearía el joven londinense de 26 años Laurence Kemball-Cook cuando consideró la idea de diseñar unas baldosas para que transformarán la energía que se genera en zonas en las que se concentra un volumen elevado de personas. Con esa energía que producen las pisadas de todos los viandantes en estas baldosas la reutilizan para diversas aplicaciones como puede ser el alumbrado público, cargar teléfonos móviles, señalización, sistemas de publicidad o dispositivos de sonido, entre otras.

Las baldosas de la eficiencia energética

Los humildes pavimentos se combinan con estas baldosas ya que no hace falta llenar el suelo de ellas, con un número limitado es suficiente. Por ejemplo, el centro comercial Westfield Stratford City situado en Londres cuenta con veinte baldosas verdes en el exterior que obtienen energía de 40 millones de peatones que se calcula que pasean por allí al año. Esto genera cientos de kilovatios por hora de electricidad que permite un ahorro energético considerado. Una eficiencia energética que emplean para encender la mitad de la iluminación exterior del centro.

eléctrica-Barcelona

Estas baldosas que obtienen energía eléctrica aprovechan el 95% de la energía para ser utilizado o almacenado para un uso posterior y el 5% se emplea para iluminar el logo que tienen. Cada pisada genera de media, 7 vatios de electricidad, aunque depende del peso de la persona y de la intensidad con lo que lo pulsa.  Son resistentes al agua y soportan la nieve y el hielo. Su duración es de cinco años aunque se está trabajando para que alcance los veinte.

Además, están diseñadas para reducir al mínimo la huella de carbono, el revestimiento superior está realizado de goma reciclada de neumáticos y el 80% de la composición de su material puede ser reciclado.

Proyectos eléctricos

¿Cuántas baldosas se necesitan para iluminar dos calles de farolas? Exactamente doce. Entre Reino Unido y Europa se han desarrollado 30 proyectos que incluyen estas baldosas que ideó Laurence Kemball. Han sido instaladas en festivales de conciertos que se activaban por el movimiento de sus asistentes al bailar, también en estaciones de tren o en colegios.

Teranova, eléctrica en Barcelona de energía limpia está concienciada en proyectos de este calado sostenible en el que la eficiencia energética está presente. Con este tipo de iniciativas avanzamos en un mundo más sostenible.

Teranova forma parte de las nuevas compañías eléctricas en Barcelona que ha surgido como un nuevo concepto de modelo eléctrico. ¿Quieres conocer como operamos?

Contacta con nosotros.

¿Quieres dejar un comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *