Casas sostenibles y adiós a las alergias

teranova-estornudo

¿Qué factores determinan el estado de salud de una vivienda? Según los resultados presentados en abril en Bruselas la luz solar, temperatura, calidad del aire interior, tamaño de la vivienda, relación con los vecinos, costes energéticos, renovación, humedad y condiciones de sueño. En total, ocho factores. Los europeos que no cuentan con estos factores son un 50% más propensos a padecer enfermedades como son las alergias, dolores de cabeza o resfriados.

Actualmente el 82% de los edificios europeos tienen más de 25 años de construcción. Analicemos con lupa y comprobaremos que muchos de ellos no poseen instalaciones adecuadas que promuevan la eficiencia energética. Si se diseña atendiendo a las exigencias de sostenibilidad que marca la Unión Europea  incentivando la energía cero en los edificios para 2020, el ahorro energético junto con la salud de todos y cada uno de nosotros sería más saludable.

Recientemente se han llevado a cabo varios estudios en los que se ha invertido un cierto capital para construir casas sostenibles y saludables. Posteriormente, han entrado a vivir personas con problemas de salud como asma u otras alergias y después de estar viviendo un año en dichas casas su salud ha mejorado notablemente, sin necesidad de la utilización de medicinas que contrarrestaran su enfermedad.

Por tanto, estos estudios llevados a cabo refuerzan la idea central de que un hogar insalubre genera enfermedades físicas y por tanto sobrecostes domésticos, como es el costearse los paliativos a estas enfermedades. Por ejemplo, el asma cuesta a Europa aproximadamente 17 billones de euros a año.

Arquitectura energética adaptada

¿Su casa es sostenible? Vamos a ir desgranando las claves para comprobarlo: si la temperatura es la adecuada y no abusa del consumo energético a través de la utilización de radiadores y aire acondicionados, primer punto ganado. Si aprovecha la luz solar en vez de consumir iluminación artificial con el consiguiente gasto que supone en la factura de la luz, segundo punto obtenido y ya para terminar si además no cuenta con humedad, su casa va camino de convertirse en una casa sostenible.

eficiencia-energeticaConstruir y habitar una casa verde pasa por tener en cuenta los criterios de bienestar, ahorro energético y respeto hacia el medio ambiente. Por ejemplo, una nueva construcción verde debería contemplar la instalación de placas fotovoltaicas solares para cubrir las necesidades energéticas y producir electricidad. Además, se debería instalar sistemas de ventilación que utilicen el aire natural tanto para calentar la vivienda como para enfriarla. Con ello estaríamos evitando el consumo del aire acondicionado y la calefacción.

Un hogar saludable es muy importante para nuestro bienestar ya que pasamos un gran porcentaje del tiempo en nuestros hogares y en la empresa en la que trabajamos pero no sólo por cuestiones de ahorro energético sino también por nuestra calidad de vida que deriva en una buena o mala salud.

Por ejemplo en España nos preocupamos más por la economía que por la ecología. Todas nuestras acciones se orientan al ahorro energético, que no está mal como anteriormente comentábamos pero una tendencia ecológica también favorecería a extender más estas buenas prácticas. Hay arquitectos que sostienen que comporta menos gasto energético y es más sostenible por lo tanto rehabilitar que construir.

Se puede ser eficiente sin que comporte demasiado desembolso. Por ejemplo, hay un proyecto en marcha que se llama RenoActive que pretende demostrar que se puede renovar y ser eficiente sin que cueste demasiado dinero. Se reformará un barrio de viviendas sociales de los años veinte en Bruselas con una capacidad de 90 metros cuadrados cuyo coste asciende a 1.000 euros por metro cuadrado. En él entrará a vivir una familia a comienzos del año que viene, si se demuestra que la calidad de vida y la eficiencia energética ha mejorado para esta familia, se replicará en el resto.

Certificación energética compañías eléctricas

casa-energeticaSolamente 1.5 millones de viviendas españolas tienen etiqueta energética, el 84% de estas se sitúan en los tres últimos puestos de la tabla, tienen la letra E, F o G. ¿Qué significa esto? Pues que a pesar de que este mes cumple tres años después de la entrada en vigor el Certificado de Eficiencia Energética, o bien la mayoría de propietarios no cuentan aún con el etiquetado obligatorio, o bien, muchos inmuebles tienen una eficiencia energética baja. A veces tan tan baja que superan en más del 90% el consumo energético medio y son un despilfarro energético.

Un dato curioso es que justo en el boom inmobiliario (1985-2007) la construcción no fue la esperada, si se equiparan los resultados obtenidos en términos de eficiencia energética, estas construcciones obtienen valores  de Certificado de Eficiencia Energética similares a las construidas en los años sesenta. Por lo tanto, ¿estamos hablando de casas sostenibles? Mucho nos tememos que no, todavía nos queda mucho por hacer en materia de eficiencia y sostenibilidad.

Contrata energía verde. Teranova somos un nuevo concepto de compañías eléctricas limpias en Barcelona ¿Nos conoces? esta es nuestra ubicación:

One Response to El ahorro energético verde disminuye patologías
  1. […] públicos acreditados han estimado que el ahorro energético que supone de consumo eléctrico con los dos cambios de horarios anuales, (marzo y octubre) […]


[top]

¿Quieres dejar un comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *